El papel de las mujeres en el MWC

feminismo y tecnologia

En un día marcado en rojo en el calendario -el 8 de marzo es el Día de la Mujer Trabajadora- echamos la vista atrás al MWC para analizar el papel que han tenido las mujeres. El Mobile World Congress es la feria de telefonía móvil más importante del mundo y durante cuatro días reúne en Barcelona s las empresas y agentes más destacados del sector. Por lo tanto, el recinto de la feria acontece un microcosmo ideal para ver el funcionamiento de la telefonía móvil y hacia dónde evoluciona. La escasa presencia de las mujeres en las empresas dedicadas a la tecnología es uno de los problemas persistentes.

Por eso una de las novedades del congreso de este año es la inauguración del programa Women4tech, impulsado por GSMA, la organizadora del congreso. Es una de las muchas iniciativas que estos últimos años han surgido en los Estados Unidos y en Europa destinadas a reducir la desigualdad de sexos en el mundo de la tecnología. Este programa promovió actividades cada día, donde se tratan de los factores principales que impiden que haya más igualdad entre hombres y mujeres.

Pocas mujeres pero bien cualificadas

Las mujeres representaban un 30% de la plantilla de las empresas tecnológicas de EE.UU. en el año 2015. Pero según ascendemos en la jerarquía de la empresa, cada vez escasean más. En los lugares más clave, que son el desarrollo del producto y la estrategia de negocio, casi no hay. Esta limitación suele ir acompañada de la desigualdad salarial, que hace que en algunas empresas de Silicon Valley las mujeres cobren un 61% menos que sus compañeros masculinos.

Si cada año salen de las facultades muchas mujeres especializadas en la gestión de negocios, por qué hay tan pocas que se especialicen en la industria tecnológica? Muchos estudios señalan que el sector los es muy hostil porque es dominado por una cultura de trabajo, llamada greek, a menudo demasiada machista y excluyente. Esto hace que a las mujeres –y también a las minorías étnicas– los resulte complicado de encajar. Pero, tal como se explicará en la jornada de debates de mañana, no se trata que las mujeres se adapten al sector, sino que discutan como lo pueden transformar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *